AUTO PROBLEMÁTICO

Mi carro es una experiencia religiosa.

¿Y eso por qué?

Porque cada día rezo pa’ que arranque.

Deja un comentario