CHARLAS INCÓMODAS

– ¿Y qué tal con tu novio?

– Ya no es mi novio.

– Me alegro, porque a parte de ser un pendejo la tenía pequeña.

– Ahora es mi marido.

– Aaaah y muy majo que es el tío.

Deja un comentario