NUEVO RICO

Va un hombre a un banco y le dice a la cajera: Vengo a abrir una jodida cuenta corriente.

Señor, mire ud. me tendrá que perdonar pero esas no son maneras…

¡¡Qué le digo que quiero abrir una jodida cuenta corriente!!

La cajera va en busca del supervisor del banco …

¿Cuál parece ser el problema, caballero?

Verá, me acaba de tocar la lotería y la mala pécora de su jodida empleada no quiere ayudarme a abrir una jodida cuenta corriente en este puto banco de mierda porque dice que no paro de decir palabrotas y… pues na’ más decirle pendejo que son muchos miles de millones de dólares.

Ah, ya veo ya, y la zorra ésta le está dando problemas y tocando los cojones, eh??