COSAS DE LA EDAD…

– Un chapero le dice muy preocupado a su cliente: Méteme un dedo.

– El hombre accede…

– Ahora mete la mano entera.

– El hombre asombrado hace lo propio…

– Vale, ahora mete la otra ¿puedes dar palmas?

– No.

– Lo sabía. ¡Me estoy estrechando!

Deja un comentario