EL PENDEJO CURAO

Satanás: Tú, pendejo, ¿por qué ya no te asusta mi presencia?

Pendejo: Pues porque me casé con su hermana y ya estoy curao de espantos.

Deja un comentario