EL QUE SIEMPRE SE SIENTE MALENTENDIDO…

– Besémonos.

– ¿Besaste monos? uuugghhh ¡¡¡qué asco!!!

– No, yo quería decir que…

– das pena.

– Pero… pero… no entien…

– ¡ADIÓS BESADOR DE MONOS!

Deja un comentario