Es de muy mala educación mirar a alguien fijamente, pero recuerda: no estamos solos…

Deja un comentario