Eso es lo que llamamos… “Metertela doblada”.

Deja un comentario