HACIÉNDO COMO QUE NO OYE…

– Suelo cobrar por decir piropos, Rubia.

– A ver, dime uno.

– No, tú eres demasiado hermosa como para cobrarte.

– Oh, qué lindo…

– Esto… serán dos dólares, no disimules… paga.

Deja un comentario