LA MEJOR MOTIVACIÓN EN EL TRABAJO

– Esto era una mujer tan fea, tan fea, pero tan sumamente fea, que cuando se pasaba por delante de una obra los albañiles se ponían todos a trabajar sin decir ni mu.

Deja un comentario