LLAMADAS DESESPERADAS

– Ayer llamando a la línea directa de suicidio con Iraq…

– No sé por qué, pero se pusieron muy contentos y me preguntaron si podía conducir camiones.

Deja un comentario