PADRE CORAJE

– ¿Qué le pasó a tu hijo?

– Me amenazó con aguantarse la respiración si no le daba todo el postre.

– ¡Pero que está medio muerto en el suelo!

– Ya, pero yo no negocio con terroristas.

Deja un comentario