LA FUENTE DEL MILAGRO

– Esto es la madre superiora que decide reunir a las hermanas para tratar un asunto peliagudo…

– A ver hermana Rosario, ¿usted alguna vez ha visto o a tocado un pene?

– Sí, una vez toqué uno con la puntita del dedo le responde la monjita.

– Pues meta el dedito en el agua bendita y será perdonada.

– Llega la segunda y le hace la misma pregunta…

– La monjita le responde sí con la mano…

– Pues meta la mano entera en la fuente del agua bendita y será perdonada.

– Total que de repente llega una corriendo a toda velocidad y la madre superiora le pregunta: ¿Y esas prisas?

– ¡¡Yo vengo a meter la boca en la fuente de agua antes de que  Sor Milagros venga a lavarse el culo!!