POBRE MARIANA…

– Mamá Mamá,  en el cole me dicen gorda.

–  ¡Ay Marrana!, no les hagas caso.

–  Mariana, mamá, ¡Me llamo Mariana!

Deja un comentario