VECINA FINOLIS

– Hola vecina, ¿me das un poco de sal?

– Tendrá que ser fina.

– Ah, pues…  ¿por favor, querida vecina, me daría un poquito de sal si es tan amable?

Deja un comentario